¿Cómo diferenciarse de la competencia?

¿Cómo diferenciarse de la competencia?

Algunos cambios que puedes hacer en tu negocio para generar valor a tus clientes.

Es común que en una época tan competitiva -sea cual sea el mercado- a veces sintamos que estamos haciendo o vendiendo lo mismo que la competencia y que, en medio de una negociación con un potencial cliente, no podamos demostrar o exponer claramente cuales son esos elementos que nos hacen mejores o diferentes a alguna otra propuesta. Entonces ¿Cómo diferenciarse de la competencia?

Es por eso que me he dispuesto a escribir este artículo, con el fin de entregar algunas herramientas o conceptos primarios que te permitan definir claramente los elementos diferenciadores entre tu producto o servicio, respecto al de la competencia.

  1. Sé Innovador: Si, probablemente este sea un cliché, todos queremos ser innovadores, pero pocos logramos encontrar esas características sorprendentes que puedan hacer brillar los ojos de nuestros clientes.  Sin embargo no es tan complejo diferenciarse de la competencia, como te lo imaginas, ser innovador puede ser tomar características o modelos de negocio de un sector diferente y aplicarlos en tu empresa. Por ejemplo: si comercializas productos de aseo para hogares y oficinas, puedes entregar conjuntamente con el pedido una bolsa ecológica, así incentivas el uso adecuado de esos elementos y estas generando una experiencia agradable para el comprador. Claro, esto no es lo único que significa ser innovador, puedes ir más allá, diseñar un nuevo modelo de negocios, un nuevo producto, un nuevo uso para un producto existente, la única limitación es la creatividad. La orden es que ¡No te detengas!
  2. Genera contenido: Algo que no hemos entendido las empresas es que para diferenciarse de la competencia en el contexto sociocultural lationamericano es que los hábitos de compra de los clientes han cambiado radicalmente. Ya el clientes es quien tiene –literalemente– en sus manos la decisión de compra; por ello compara entre una empresa y la otra, entre los beneficios otorgados por una y por la otra para poder decidir, es por ello que recomiendo que generes contenidos de valor, información útil e interesante para tus potenciales clientes, con el fin de que ellos, al momento de decidir la compra puedan escogerte porque has demostrado tener un mayor conocimiento y compromiso al otorgarle valor.
  3. Vive las experiencias: ¿A quien no le gusta vivir un momento WOW? Ese momento, esa frase impactante, esa experiencia es la que le tienes que dar al cliente, no solo al adquirir el producto o servicio que le estas ofreciendo, ve más allá, integra ese momento WOW a tu ser, a tus palabras, a tu discurso, a tu actitud. Haz sentir a esa persona un momento diferente, aun cuando lo que estás haciendo sea vender un tinto…
  4. NO COMPITAS POR PRECIOS: Y este es quizás uno de los mejores y más grandes aprendizajes que he podido recibir a través de mi experiencia comercial, cuando centramos nuestro elemento diferenciador en “…y también tengo los precios más bajos del mercado” estas tirando a la basura todos los esfuerzos que hayas hecho para transmitirle a tu cliente que tu producto o servicio es mejor porque tiene cosas que otros no, al final solo te va a comparar por el precio que le des con respecto a todas las otras propuestas.

Por los momentos los dejaré así, con 4 pequeños tips que ayuden de una u otra manera a fortalecer tu negocio en el mercado actual, supremamente competitivo e implacable.

Si te gustó el artículo déjame un comentario, los estaré leyendo todos y respondiendo a cada uno; también si tienes ideas adicionales que hayas aplicado o que conozcas para diferenciarte de la competencia, compártelo!!

Comments are closed.